cata Teruel

Hoy catamos… Tierramaestrazgo Garnacha Blanca

tierramaestrazgo-garnacha-blancaNo hemos podido resistirnos. Con el buen recuerdo y mejor sabor de boca que nos dejó la garnacha en versión rosado de Bodegas Tierramaestrazgo – detallazo y descubrimiento de Bodega Isábal de Binefar – no hemos podido esperar a catar su garnacha blanca.

Los vinos blancos elaborados a partir de garnacha blanca – al igual que cualquier otro tipo de uva – se reconocen por unas características en nariz y boca diferenciables a otras variedades. Cada una tiene una serie de sabores a frutas, especias, hortalizas, etc – como decimos – propias de la variedad. ¿Qué ocurre?, ocurre que a su vez, dependiendo de la latitud, altitud, pluviometría, etc.. también y entre sí, genera diferencias, que si bien es cierto mantienen una linea más o menos similar, da resultados diferentes (más/ menos acidez, más fruta tropical/ más de hueso… etc.).

Si alguna vez tenéis oportunidad de probar una garnacha de Cariñena, Calatayud o Borja… y una de Somontano – al mismo tiempo – sin duda, entenderéis de que os estoy hablando – la experiencia siempre es un grado -. Se parecen pero obvia – y afortunadamente – no es lo mismo… hay diferencias, matices… etc. y digo afortunadamente porque realmente enriquece y da valor a cada una de las regiones vinícolas del mundo. Si plantaras donde plantaras, siempre fuera igual.. sería mucho más aburrido – ¿no creéis? -.

¿Porqué digo todo esto? Lo cierto es que en la Denominación de Origen Somontano hay excelentes ejemplos de garnachas, tanto tintas como blancas, pero si una nos llamó la atención en su día, no fue de aquí, si no de la vecina Terra Alta (Cataluña). Rebels de Batea era su nombre. Nos encantó por su frescura, su fruta… sin duda es un vino que nos gusta recomendar. Bien… ¿Qué pasa? Pues pasa que al probar la Garnacha Blanca de Tierramaestrazgo, nos recordó a ese estilo de vino, a esas frutas, a esas flores y a esa frescura… vamos… ¡que este nos ha gustado incluso más!.

Con esto no queremos decir que sean el mismo vino, ni que uno se copie del otro – ni mucho menos –. Para nada. Solo decimos eso, que tiene algo que nos gusta, y que ese algo también lo tenía el catalán.

Investigando un poco – y ya puestos a divagar -, podría ser incluso “normal” que esta garnacha se parezca más a la de Batea que a la de Somontano. Salvando las distancias – y ya que estamos, usándolas como dato – es menor la existente entre Batea y Mas de las Matas que entre la turolense y la prepirenáica… y no solo eso, sino que a efectos climáticos, quizá podamos encontrar más similitudes por la influencia mediterránea en ambos territorios que la que podremos encontrar en Somontano. Llamadme loco… pero quizá haya algo de verdad en todo esto… o no.

Pero volviendo al vino que nos ocupa, Tierramaestrazgo Garnacha Blanca 2016, sin una Denominación de Origen detrás, pero si con I.G.P. Bajo Aragón, se presenta con un color amarillo pajizo intenso, no hay verdes, pero tampoco signos de evolución. Es limpio y brillante.

Es fiel en cuanto a lo que encontramos en nariz y boca. Tiene volumen y cierta cremosidad.    mucha fruta blanca, toques florales y ningún amargo. La acidez resulta atractiva al paladar. Notamos algo de piel de limón… pero no muy agresivo. Tan sutil como la sensación que deja cuando rallas su piel para hacer alguna receta de cocina. Delicioso.

Sobre maridajes se escribe, se habla y se dice mucho. Tiene cuerpo, por lo que no se achantará fácilmente ante platos con carácter y personalidad. ¡El gusto va por delante!

Sin duda, ejemplos como este, ensalzan la calidad de la propia Indicación Geográfica Protegida Bajo Aragón a la que solo le ponemos un pero – porque alguno hay que poner –… y es que la imagen de la mayor parte de los vinos de esta I.G.P. no proyecta la calidad que hay o que creemos que puede haber en ellos. Hoy en día es tremendamente importante la imagen. Por desgracia y en muchos casos, casi más importante que de lo que podemos encontrar en el interior de la botella. Solo la suma de esfuerzos – como si no fueran pocos los que ya hay ¿verdad? – hará crecer y posicionará a esta región vitivinícola del Sur de Aragón dentro del panorama de vinos actual. Como una I.G.P. joven hay que romper moldes y clichés… actualizarse, renovarse o morir… ser vanguardia y transgresor – en el buen sentido – pero esto último – todo el párrafo –, es simple y llanamente una opinión personal.

¿Ganas de probarlo? Que sepamos, puedes hacerte con una muestra del buen hacer de esta bodega en la tienda situada en Binefar – Bodega Isábal –, o a través de la tienda online de la bodega, haciendo click aquí 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s