Cultura de vino Sobrarbe Vignerons Independientes de Huesca

Javier Buil, el hombre tras los Vignerons Independientes de Huesca

No será hasta marzo cuando todo el proyecto Vignerons Independientes de Huesca sea presentado de forma oficial pero lo cierto es que – desde hace unas semanas – no es raro escuchar o leer algo sobre ello, bien sea en un medio de comunicación como podría ser el Heraldo de Aragón (Click aquí para leer el artículo), bien a través de las redes sociales de los propios bodegueros, restaurantes y tiendas especializadas que lo conforman y/o por supuesto, desde las propias cuentas oficiales en Facebook e Instagram del proyecto Vigneron.

Pero… ¿Qué es o qué son los Vignerons Independientes de Huesca? y lo más importante,¿Quién hay detrás de todo esto?

En ocasiones – o siempre –, la mejor manera de conocer la verdad es ir a la propia fuente, y que mejor manera de hacerlo que conociendo en persona al culpable y artífice de todo esto: Javier Buil – responsable junto a su mujer Nieves – de la tienda especializada La Corona de L’Ainsa, ubicada en la Plaza Mayor de uno de los pueblos más bonitos de España – ¿De qué pueblo estaremos hablando? –.

Nos desplazamos hasta su centro de operaciones para poder charlar tranquilamente, a puerta cerrada, fuera de cualquier horario comercial, después de una dura jornada laboral… Sin duda son días complicados, todo debe estar apunto para la gran presentación y no son pocos los detalles de un proyecto que engloba desde el agricultor hasta el restaurador.

Cuando llegamos, nos encontramos con María y Alfonso – responsables del Restaurante Casa Coronel de Boltaña – que salen de uno de los cursos de formación a hostelería impartidos por el propio Buil, necesarios para formar parte de dicho proyecto: “La calidad es la base de todo el proyecto. Esa calidad tiene que ir desde la del propio vino, hasta la del restaurador que va a explicarle al cliente que va a encontrar en él”, afirma.

Este es uno de los puntos fuertes del proyecto, pues todo él se sustenta en saber vender esa pasión, de hacer que llegue la esencia del vigneron al comensal, y el responsable último de que eso pase es – precisamente – del restaurador que va a ofrecer en su carta ese vino.

vigneron-huesca-sed-edra-alodiaSolo son nueve los restaurantes – quizá diez – los que en un primer momento puedan ofrecer este estatus diferenciador en sus establecimientos. ¿El requisito? Todos ellos deberán ser de reconocida gastronomía: Restaurantes que mimen y den valor al producto y al cliente. Algunos de ellos son La Capilleta, Casa Falceto o el citado Casa Coronel de los cuales – ya sabéis – somos fans declarados. A parte de estos, los winelovers dispondrán – o dispondremos – de cuatro tiendas especializadas en las que será posible adquirirlos, entre las que se encontrará – evidentemente – la propia Corona de L’Ainsa.

Hechas las presentaciones bajamos a la sala de cata que hay bajo la tienda. Allí nos esperan   cuatro sorpresas que como buen anfitrión nos ha tenido a bien preparar… y como no se entiende hablar de vino sin catarlo, que mejor manera de entender el proyecto que catando algunos de los vinos que han superado el panel de cata.

Aquí me vais a permitir que haga un pequeño paréntesis para decirle algo a Fernando Mir, del Vino del Desierto y a Alex Ascaso de Bodega Edra: Hola chicos, no sé si estáis ahí, pero si me estáis leyendo… La ost*a que vinazos me han parecido el nuevo Sed y el Xtra Syrah!… hala, ya lo he dicho. Gracias por el espacio y perdón por mi vocabulario.

La primera pregunta que le lanzamos a Javier es la propia, la que más de uno habrá pensado… la evidente.. ¿Vignerons INDEPENDIENTES de Huesca?¿independientes por qué,  si hay bodegas que pertenecen a la Denominación de Origen Somontano?

Para dar respuesta a esta pregunta, hay que ir un poco más atrás, ¿Cuales son los requisitos para poder formar parte del proyecto vigneron? Javier lo tenía claro: “Tenemos una influencia directa sobre la cultura y filosofía del “vigneron independiente” que hay en Europa. Pequeñas producciones, mimo en cada elaboración. El vigneron trabaja con sus manos. Busca la diferencia en cada detalle, terroir, elaborando con variedades autóctonas menos comerciales… un producto Km 0 con una producción limitada – La “nota de corte” está en productores cuyas elaboraciones no superen las 40.000 botellas anuales -.

“No buscamos ir encontra de la Denominación de Origen Somontano o de cualquier otra Indicación Geográfica Protegida, sino todo lo contrario. Buscamos dar valor a sus más pequeñas elaboraciones, pero sin por ello excluir a las que no pertenecen a una D.O. o una IGP en la provincia de Huesca”

Lanzamos otras muchas preguntas, la mayor parte de ellas están respondidas en otros foros… queremos saber más y más y cuanto más sabemos vemos que tras esto la apuesta es clara: Calidad. Dar fe de la que hay en Huesca cuando hablamos de vino y de hacer llegar esas elaboraciones al cliente final.

Conclusion: 7 bodegas, 7 vignerons… – Bodega Sers, Familia Estrada Palacio, Bodegas Alodia, Clavería Barrabés, Bodega Edra, Ball Minuta y El Vino del Desierto –, 33 vinos catados en un panel de cata con profesionales del sector…  25 vinos seleccionados y distinguidos con el sello Vigneron… ¿Cuál es el siguiente paso? Permaneced atentos, esto no ha hecho más que empezar..

La noche se alarga… normal, no todos los días en Sobrarbe puedes toparte frente a frente con un apasionado del vino como Javier Buil… – y digo apasionados por no llamarnos frikis –

Quizá este sea el principio de una buena amistad…

continuará.

javier-buil-corona-ainsa-vigneron

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s